La Universidad a distancia: Ventajas de estudiar online

Los estudios online son una alternativa cada vez más frecuente para aquellos que quieren combinar sus estudios con su vida laboral o se enfrentan a problemas de disponibilidad horaria o geográfica. Además de reducir el coste en material escolar o transporte para el estudiante, es también una manera de ampliar las oportunidades de estudio a las que se puede acceder. Sin embargo, estos cursos exigen un ritmo de estudio que puede afectar a nuestro estilo de vida.

 

Flexibilidad horaria

Los cursos online suelen proporcionar al alumno todo el material necesario para que éste pueda descargarlo en cualquier momento en su ordenador. De esta manera puedes elegir cuándo y dónde estudiar en base al resto de tus actividades diarias. ¡Ojo! Lo mejor para aquellos que quieran combinar trabajo y estudios, es establecer una rutina diaria que permita conciliar de forma exitosa ambas actividades.

 

Plataformas e-learning

La autodisciplina es una herramienta imprescindible para aquellos que se planteen realizar un curso online. Sin embargo, los docentes establecen a menudo una relación fluida y personal con cada uno de sus alumnos pese a la distancia. El aprendizaje online tiende a aumentar el nivel de exigencia para poder controlar el progreso del estudiante a través de ejercicios, prácticas o incluso test online en la propia plataforma de la universidad.

 

El poder del networking

Muchas veces los alumnos que se plantean estudiar un curso online se muestran reticentes por la falta de cercanía física con otros alumnos o docentes. Sin embargo, las necesidades de socialización también pueden verse correspondidas en los estudios online gracias al networking. El aprovechamiento del trabajo colectivo y la inteligencia colaborativa enriquecen el proceso de aprendizaje del estudiante. Pese a tratarse de estudios a distancia, el alumno se encuentra siempre en constante interacción con otros estudiantes y existe una alta participación en chats, foros, debates y trabajos grupales en los que el alumno aprende y se enriquece.

 

En definitiva, si lo que buscas es poder compaginar tus estudios con alguna otra actividad, la universidad a distancia es tu alternativa. Si bien en muchos casos necesitas aumentar el esfuerzo y la fuerza de voluntad para establecer rutinas más sólidas que en las clases presenciales, también podrás beneficiarte de la comodidad de estudiar desde casa, a cualquier hora y sin desplazarte.