La boda real inglesa, la más esperada del año

La boda real inglesa se acerca rápidamente. Este 19 de mayo de 2018 a las 12:00 (hora local), el “Sí, quiero” del príncipe Enrique de Gales y Meghan Markle resonará por toda Inglaterra.

Aunque el príncipe Enrique es heredero al trono, parece que sus oportunidades de reinar son ínfimas. De esta forma, la realeza es un poco más flexible en lo que a su boda se refiere.

Las tradiciones reales

Existen algunas obligaciones cuando se pertenece a una familia real y uno se quiere casar y la primera de todas es la de obtener el consentimiento del rey o de la reina. Conforme a la ley británica que impone al monarca la obligación de aprobar la unión de los seis primeros herederos al trono, la  Reina Isabel II tuvo que dar consentimiento para la boda de su nieto.

La ceremonia

La boda del príncipe Enrique y Meghan Markle se celebrará en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, en el condado de Berkshire. Un lugar muy simbólico ya que Windsor es residencia real desde hace más de 900 años, donde ya se han casado varios miembros de la familia real y donde el mismo príncipe Enrique fue bautizado. El decano de Windsor, el reverendo David Conner, y el arzobispo de Canterbury oficiarán la ceremonia.

También se anunció que Meghan Markle hablará en público durante la ceremonia, cosa inédita, pero que ha sido aprobada por la Reina Isabel II.

boda real inglesa en espri protocolo

Los invitados y la vestimenta

Unas 600 personas han sido invitadas a la ceremonia de la boda y a la recepción posterior. Sin embargo, se esperan más de 2.600 personas en el parque del Castillo de Windsor, de los cuales 1.200 son súbditos de la Reina. Así, se encontrarán miembros de la familia real, anónimos, celebridades (las Spice Girls, Priyanka Chopra y Serena Williams ya han sido anunciadas) y también miembros de organizaciones caritativas.

Si existe un protocolo para los novios, también existe uno para los invitados. En efecto, hay colores prohibidos como el blanco (reservado a la novia) y el negro (reservado al luto). Las mujeres tienen que ir de corto (con un vestido hasta la rodilla) y evitar los escotes excesivos. Los hombres tendrán que vestir su uniforme de gala si pertenecen a las Fuerzas Armadas y los demás deberán llevar un chaqué neutro.

El vestido de novia

A la novia el protocolo le exige ir con un vestido de color blanco, marfil o beige, que cubra los hombros. No obstante, el vestido de novia de Meghan Markle tendrá que cumplir algunas otras exigencias, como por ejemplo ser un vestido propio de la familia real y gustar a la gente. Lo que aun no se sabe es si llevará algún de talle o alguna joya que haga referencia a la familia real o, quizá, a la madre del novio. 

La elección del diseñador del vestido de novia también es importante. Muchos han sido las rumores sobre el nombre del diseñador (Alexander McQueen, Jenny Packham, Erdem, etc.), pero parece que la futura novia habría apostado por el diseñador Ralph & Russo. 

Ahora solo nos queda esperar a ver todas las imágenes en la televisión y las revistas para ver si todos los invitados cumplen con sus deberes y empaparnos bien del protocolo inglés.