¿Cómo elegir el traje de novio? ¡Si quieres brillar tanto como tu futura esposa!

Si has ido a alguna boda, o solo con que hayas visto las suficientes películas, te habrás dado cuenta de el novio suele quedar en segundo plano,  y su atuendo también. Sin embargo ¡no tiene porque ser así! Si quieres brillar al nivel de tu futura esposa, hoy te damos algunos tips para ayudarte en el arduo trabajo de encontrar el traje que más se adapte a ti.

¿Cuál es tu estilo?

Lo primero que tienes que hacer es decidir, junto con tu prometida,  el tipo de boda y etiqueta que vais a establecer. Es decir, si se tratará de una boda más formal, informal, temática… Vosotros sois los anfitriones, por lo tanto vosotros decidís.

Lo siguiente será identificar cuál es tu estilo personal el que, de forma mas o menos consciente, utilizas habitualmente para vestir. Por supuesto sin dejar de tener en cuenta qué es lo que más te favorece. Experimenta con los anchos de corbata, los nudos, los chalecos y los cortes de traje que sean más favorecedores par ti.

En base al tipo de boda que hayáis escogido, a tu estilo y a lo que más te favorece podrás decidir el traje que mejor te encaje.

¿Qué dice el protocolo?

Si unos novios deciden decantarse por una boda de estilo ibicenco, probablemente ambos vistan de blanco, y será totalmente lícito y correcto. Así como si se trata de una boda escocesa… lo más probable es que tanto el novio como los invitados escoceses vistan con el famoso kilt. Las normas las marca la tradición, la cultura y por supuesto el deseo de los novios. Pero para bodas de estilo europeo, sin grandes peculiaridades, lo más común es que los trajes se ajusten a:

 

El traje oscuro: el más común de todos. Es probable que para diferenciarte de los invitados, escojas además algún complemento especial, como un pañuelo en la solapa, un prendido o una corbata más llamativa.

 

 

El chaqué: es el siguiente en el rango de etiqueta, por encima del traje oscuro. Adecuado para eventos de día y que puedes combinar con chistera si eres de los más atrevidos. Desde luego no pasarás desapercibido. El pantalón es de rayas y la chaqueta más larga por la parte posterior que delantera.

 

 

El smoking (Tuxedo en EEUU): muchos novios se decantan por esta opción por ser la modalidad más internacional y la más conocida por la gran difusión que tiene en los medios de comunicación. Es un traje que vemos en fiestas y cenas, principalmente en entregas de premios como los Goya, Oscar, Cannes… La etiqueta establece que es un traje para última hora de la tarde y para la noche. Se complementa con pajarita y fajín y es uno de los vestuarios de etiqueta más influenciados por las modas. Se le han introducido importantes cambios en los tamaños y colores de las solapas, las mangas, los bolsillos, etc.

 

 

El frac: Es el traje traje reservado para los eventos más solemnes, de noche y en espacios cerrados. No es el más adecuado para una boda, sin embargo, y como decíamos antes, los anfitriones disponen. Se acompaña de corbata negra en actos religiosos y académicos. La corbata blanca se reserva para recepciones y cenas de gala.

 

La equivalencia a la etiqueta masculina de las mujeres es la siguiente:

  • Al Frac le acompaña el vestido largo
  • Chaqué equivale al vestido corto, ya que el chaqué es para actos diurnos
  • El Smoking  conlleva el vestido de cóctel o de noche en función de la hora
  • Del Traje oscuro su correspondiente es el vestido de cóctel o corto. Sin embargo, si el hombre opta por el traje oscuro para un evento de noche, la mujer optará por un vestido largo.

Pero el protocolo en las bodas, como en muchos otros ámbitos, se relaja para adecuarse a cada ocasión y necesidad particular. Nace para facilitar, guiar y apoyar las relaciones interpersonales, no para ser entendido como unas normas de obligatorio cumplimiento.
Con lo que en términos de etiqueta bodil, lo primordial como novio es que te sientas cómodo, atractivo y tu mismo. Así que el mejor consejo que podemos darte es que huyas del disfraz, lleves el traje que escojas a tu terreno y disfrutes del gran día.

¡A brillar!

Con estos consejos ya estás preparado para brillar tanto como tu futura esposa en el día de vuestra boda. Por que los novios también tienen la oportunidad de mostrar su estilo y personalidad en su día D, y no tienen porque quedar en segundo plano.