La gota que colmó el vaso

Si hace 3 años me hubieran dicho la ilusión que iba a tener por esta experiencia, no me lo hubiera creído.

Yo, que decidí emprenderme en esta aventura por el mero hecho de seguir estudiando y porque ya había trabajado anteriormente en el mundo de los eventos y sabía una mínima parte de lo que he podido aprender en la escuela.

Me encuentro con unas prácticas en convenio con la empresa NEBEXT, de la que tengo que dar las gracias a toda su plantilla pero en especial a Eva Olivé, alumna de ESPRI también, sí, tengo que dar las gracias porque “ ha sido la gota que ha colmado el vaso” para tener claro que mi carrera profesional tiene que estar dirigida a este mundo, porque los eventos son creatividad, ilusión, mucho trabajo y sobre todo, ganas, ganas de ver que la labor de meses anteriores tiene su fruto y que con todo lo ello puedes hacer que la gente disfrute.

La verdad, es que ha sido una gran oportunidad, de la que de corazón, tengo que dar las gracias a Eva, por su paciencia, por ayudarme, por enseñarme y sobre todo, porque estar pendiente de que aprendiese de la mejor manera lo que es el evento desde dentro.

 La experiencia ha sido muy enriquecedora, y recomiendo a todo el mundo que pueda, que dedique los días posibles a meterse en el mundo de los eventos y como ha sido al que yo he acudido “TIS 2020 en Sevilla” que más que evento, ha sido macroevento porque puedo asegurar, que saldrán contentos, ilusionados, felices y con ganas de más, de terminar la carrera y empezar a trabajar profesionalmente en esto.

De nuevo, dar las gracias a NEBEXT, a TIS, a Eva y a ESPRI, por enseñarme un poco más de este maravilloso mundo, del que tenemos que seguir unidos porque aun en tiempos de pandemia, los eventos pueden ser seguros.