¿Te atreves con una mesa dulce en tu Boda? Te explicamos qué son

El sector de las bodas está continuamente innovando y por eso parece que nos encontremos ante una revolución de las opciones de catering para el banquete. Es una opción que nos llega sobre todo desde Estados Unidos, y que seguro que te sonará de las pelis americanas. A continuación te planteamos las ventajas y desventajas de optar por una mesa dulce en lugar del típico pastel y sorbete para el día de tu boda:

 

Una mesa dulce, ¿qué es?

También se las llama candy bar, o buffet de postres, se trata de una mesa de mini foods, es decir, pequeñas porciones de postre que tus invitados podrán degustar sin empacharse y probando muchos más sabores. Si eliges tener una mesa dulce en tu boda, tienes que tener en cuenta que la decoración de la mesa tomará mucha importancia y debe ir de la mano de todo el estilo de la boda. Suelen seguir los motivos decorativos, la misma paleta de colores, el mismo tipo de flores, etc.

La decoración

La decoración es un pro de las mesas dulces, porque te permiten jugar mucho con el resto del concepto de tu celebración y darle una imagen viva y llena de color. Por otro lado, el hecho que sea una parte relevante de la decoración de la boda, te obliga a dar un espacio protagonista a la mesa dulce, que puede ser un problema si tu lugar de festejo no es muy amplio.

 

Podrás elegir más sabores

Además no tendrás que preocuparte por los sabores favoritos de tus comensales a la hora de elegir el pastel, porque podrán escoger entre una gran variedad de postres y se enamorarán de alguno de ellos seguro. Por último, te permite escoger postres pensados para niños y para adultos. Por ejemplo, puedes tener chuches y chocolatinas básicas que seguro que encantarán a los más pequeños.

 

Los invitados interactúan más

Un detalle con encanto de las mesas dulces es que promueven que los invitados hablen entre sí, ya que se encuentran allí quizá sin conocerse, y entablan conversación.

 

Precios y DIY

Depende de como entiendas la mesa dulce te puede subir el precio total del evento, ya que suelen tener mucha preparación y una gran variedad de postres. También puedes optar por crear tu propia mesa dulce, a tu estilo y bajo el presupuesto que tengas.

 

Si todavía no has decidido si prefieres una buffet de postres o un cátering tradicional para el día de tu boda, aquí te dejamos algunas fotos que seguro que hacen tu elección… ¡un poco más difícil!