Polémica entre reinas: la ausencia de protocolo está de moda

No se puede hacer ojos ciegos ni oídos sordos frente a la situación que estamos viviendo con la monarquía española. Al margen de partidismos y creencias, hay una cuestión que queda patente: la ausencia de protocolo.

Que el comportamiento no ha sido correcto es incuestionable, y que esto traerá cola, también. Si la reina Sofía merecía o no una foto con sus nietas, o si la reina Letizia estaba en su derecho de impedirlo no lo debatiremos, pero sí nos preguntamos: ¿dónde estaba el protocolo y los encargados de llevarlo a cabo?

polemica entre reinas

Acostumbramos a decirles a nuestros alumnos que el protocolo está para facilitar las relaciones sociales, para vehicularlas y favorecerlas. El del pasado domingo era un evento que requería de un protocolo cien por cien pautado.

¿No debería entonces haber estado todo mucho más marcado? La entrada, la salida…un cronograma del total desarrollo del evento – tal y como mostramos a nuestros alumnos – habría sido la mejor opción, a fin de evitar sorpresas desagradables. A pesar de ser ambas mujeres expertas en protocolo, no era una opción dejar al azar el desarrollo del acontecimiento. Es necesario un protocolo que les indique a cada uno dónde, cómo y cuándo estar en cada momento. A pesar de sus sobradas cualidades y conocimientos en materias de buen hacer y relaciones sociales, está claro que necesitan directrices. Por supuesto cualquiera puede cometer un error, pero un error de este calibre, puede salir muy caro.

(* las fotografías que ilustran el artículo han sido extraídas de La Vanguardia online)