Wedding planner: consejos para organizar la primera cita con los novios

La primera reunión es el resultado de varios intercambios de llamadas y e-mails, el primer contacto real entre el wedding planner y los novios. Es la forma de ver si hay química y es en este momento cuando se decidirá todo. Por eso, para convencer a la pareja, la cita tiene que ser perfecta.

La imagen personal

Tu imagen personal juega un papel realmente importante, no tendrás otra oportunidad de dar una buena impresión. Aunque la comodidad es la palabra clave, debes cuidar con tu imagen ya que refleja tu personalidad, tu creatividad y sobre todo tu profesionalismo. Esto va desde la vestimenta hasta la manera de actuar o hablar. Tienes que ser irreprochable pero siendo tu mismo.

La elección del lugar de la cita

El lugar de la cita cumple un papel tan importante como la manera en la que se desarrollará la reunión, sobre todo si no cuentas con tu propia oficina. Si tienes tu propio despacho, va a ser muy sencillo. Al contrario, si trabajas desde casa, tienes que encontrar un lugar caluroso donde llevar la cita sin que nadie os moleste. Un café o el hall de un hotel, bonitos y tranquilos, pueden ser una opción adecuada. En ambos casos, ofrecer un refresco o algo para tomar a los novios dará muy buena imagen.

La palabra clave es escuchar

Una vez que se haya roto el hielo y que los novios estén cómodos, hay que dejarles hablar. Haz preguntas para tener una visión global de cómo imaginan su boda, del estilo que quieren y de sus aficiones, para poder hacer propuestas afines a sus gustos y para conseguir una buena cohesión. Además, toma notas de lo que dicen para asegurarte de no olvidar nada, y poder aportar ideas a posteriori.

La promoción de tu marca

La cita es el momento ideal para que puedas conocer a los novios y aprender más sobre ellos, pero ellos también quieren conocerte a tí. Es el momento de hablar de tus bodas anteriores, de mostrarles fotografías u otro tipos de realizaciones, como pruebas de tarjetas de invitación o de decoración. Y no te olvides de crearles un dossier con un kit de bienvenida, seguro que lo apreciarán mucho y además tendrán a mano un recuerdo con todos tus datos.